Blogia
El Ojo del Maniquí

Cuando las musas se van...

Siento la imperiosa necesidad de decír algo, de escribir tantas cosas que quisiera contar, tantas ideas desperdigadas que tengo aquí, en la punta de la lengua, que se han archivado durante mucho tiempo en mi archivo de memorias, tantas cosas que a veces quisieras contarle a esa persona especial sobre como te sientes en ciertos días. Contarle de tus dudas y miedos, de tus deseos y desvaríos, de tus represiones y tus fantasmas, tus pecados y tus culpas, no sé, quizás simplemente la necesidad de decír algo y romper el silencio.
Tengo tantas cosas que decír pero paradógicamente no tengo palabras precisas para decirlas que me desespero y me cuestiono a mi mismo la claridad de mis ideas.
Es como cuando el pintor está delante del lienzo en blanco y duda antes de dar la primer pincelada, como cuando el músico se enfrenta al pentagrama y no sabe como hacer la obertura, como el poeta que siente que con sólo dos poemas ha dicho todo lo que tenía que decír, como cuando te mueres de hambre y no sabes que comer.
Silvio recuperó su Unicornio Azul?, Syd Barret su cordura?, Peter Pan a Wendy?...no lo sé, pero yo seguiré aqui, esperando hasta que recupere la inspiración y hasta que las ideas se traduzcan en palabras y que éstas fluyan y me hagan escribir algo que tenga sentido.

Axxur
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres